Skip to main content
banner1

Blog SEHAD


SEHAD presenta la primera guía de buenas prácticas para la administración extrahospitalaria de hierro intravenoso

  • La anemia es la alteración analítica más frecuente entre la población y uno de los primeros signos detectables en multitud de enfermedades graves.

    La Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio ha financiado y avalado científicamente este trabajo, en el que un grupo multidisciplinar ha establecido una serie de recomendaciones, según el perfil patológico y el grupo de edad de los pacientes.

    El hierro intravenoso de tercera generación actúa de forma rápida y presenta mejor efectividad y tolerancia digestiva que el hierro oral o el hierro intravenoso con formulaciones más antiguas, reduciendo el riesgo de reacciones de hipersensibilidad.

    El tratamiento domiciliario posibilita la atención con plenas garantías a pacientes con enfermedades complejas, contribuyendo a minimizar la sobrecarga de los hospitales y de los servicios de urgencias, disminuir las infecciones asociadas a la hospitalización; y permitiendo así una mejor distribución de los costes sanitarios.

La anemia por déficit de hierro es la alteración analítica adquirida más frecuente entre la población española y uno de los primeros signos detectables en multitud de enfermedades graves. Se trata, por tanto, de un importante indicador sanitario y “su diagnóstico, prevención y tratamiento se consideran un objetivo primario en salud pública”, reconoce la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Y es que la prevalencia de anemia es elevada en la mayoría de los escenarios clínicos, especialmente en pacientes hospitalizados, quirúrgicos y/o con presencia de procesos crónicos como la enfermedad renal, la insuficiencia cardiaca o el cáncer.

Dada la alta prevalencia de esta enfermedad, sus graves consecuencias para la salud y los costes sanitarios derivados por no poder ser tratada en el domicilio, un grupo multidisciplinar de especialistas en Hospitalización a Domicilio (HAD) y en ferroterapia intravenosa (i.v.) ha elaborado la primera guía de buenas prácticas para la administración de hierro i.v. a pacientes hospitalizados en su domicilio. Una guía que ha contado con el aval científico de la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio (SEHAD) y la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

La Dra. María Ruiz-Castellano, una de las autoras del trabajo y vocal de la SEHAD, ha indicado que esta guía “establece una serie de recomendaciones según el perfil patológico y el grupo de edad de los pacientes, derivadas de la experiencia y de la evidencia científica”.

Según el perfil patológico, se recomienda la administración de hierro intravenoso en el domicilio en enfermos crónicos agudos, pacientes oncológicos con déficit de hierro y pacientes con procesos quirúrgicos y alta precoz a hospitalización a domicilio (HAD). Según el grupo de edad, los pacientes geriátricos constituyen el grupo más proclive a recibir hierro i.v. en su domicilio. En su caso, el tratamiento domiciliario implica un mayor beneficio para sus problemas de movilidad, solventado de esta forma la falta de adhesión terapéutica, contribuyendo a evitar la transfusión de sangre alogénica (TSA) innecesaria y consiguiendo una menor intolerancia digestiva. En pacientes pediátricos, se reserva el uso de hierro i.v. en unidades de hospitalización a domicilio para situaciones de intolerancia, malabsorción o enfermedad inflamatoria intestinal, en dosis personalizadas.

 

Solicitan una nueva revisión de la EMA y la AEMPS

El grupo de trabajo considera conveniente que por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) se haga una nueva revisión de este tema -la última data de 2013-, considerando la amplia literatura publicada en la última década acerca de los beneficios de la administración de hierro i.v. y la seguridad de los hierros de tercera generación (carboximaltosa, isomaltósido o ferumoxytol). De los tres, carboximaltosa es el único comercializado en España.

Estas nuevas formulaciones se pueden administrar a dosis relativamente altas en tiempos de infusión cortos, sin necesidad de premedicación ni dosis de prueba y reduciendo el riesgo de reacciones de hipersensibilidad (RHS), algo que sí ocurría con las formulaciones más antiguas. Además, actúa de forma rápida y presenta mejor efectividad y tolerancia digestiva que el hierro oral.

En la actualidad, las Unidades de Hospitalización A Domicilio (HAD) se enfrentan al reto de atender con plenas garantías a pacientes con enfermedades complejas, contribuyendo a minimizar la sobrecarga de los hospitales y de los servicios de urgencias, a disminuir las infecciones nosocomiales asociadas a la hospitalización y permitiendo así una mejor distribución de costes sanitarios en cada territorio, con mayor satisfacción de los pacientes y sus familiares.